Cómo usar una caldera de gas para obtener el máximo ahorro

cómo usar una caldera de gas

Cómo usar una caldera de gas para obtener el máximo ahorro

Cómo usar una caldera de gas para obtener el máximo ahorro
5 (100%) 2 votes

Para lograr ahorrar en en el uso de la caldera hay muchas cosas que se pueden hacer. Más allá de soluciones drásticas como dejar de encender la calefacción o ducharse con agua fría, se puede ahorrar en la factura del gas de una manera tan simple como hacer un uso responsable de la caldera. ¿Te gustaría conocer el truco del ahorro? Desde Repuestos Revilla, como expertos en la instalación y mantenimiento de calderas, te explicamos cómo usar una caldera de gas para obtener el máximo ahorro.

Recomendaciones para un uso eficiente de la caldera de gas

Nuestro primer consejo es que uses la calefacción con cabeza. Es decir, que no mantengas la calefacción encendida las 24 horas del día, es totalmente falso que gaste menos si está encendida permanentemente que si se apaga y se enciende. Piensa que el el calor se mantiene en las paredes, muebles, techos y otros objetos de la casa mientras que no está puesta la calefacción. Si das un respiro a la caldera durante unas horas, apenas notarás el cambio de temperatura y conseguirás un pequeño ahorro.

Otra recomendación es utilizar válvulas termostáticas en tus radiadores, así puedes regular cada radiador separadamente dándole más potencia a aquel situado en la habitación más fría o bien la que más se utiliza. Y por otro lado, no gastarás energía en aquellos radiadores situados en habitaciones desocupadas.

También es aconsejable apoyar el efecto de la calefacción con otros métodos para mantener el calor en casa. Puedes, por ejemplo, colocar alfombras en los suelos o hacer una pequeña reforma para instalar ventanas con aislamiento térmico. Una inversión ahora, puede ser ahorro en la factura de gas a corto plazo.

Por otro lado, no olvides, regular la temperatura de la caldera de manera lógica. No precisas tener el agua caliente a 80º el año, y es muy probable que tampoco lo precises en invierno. Por eso cuando nuestros cliente nos preguntan cómo usar una caldera de gas para obtener ahorro sin renunciar al confort, siempre recomendamos regular temperatura de tal manera que el agua caliente no supere los 50º grados en invierno, ya que con esto bastará para calentar la casa.

Y una de las recomendaciones de uso de las calderas de gas más importante que te podemos dar es realizar un adecuado mantenimiento de la caldera. Puedes hacerlo tú mismo o contratar los servicios de expertos en calderas. Desde Repuestos Revilla nos ponemos a tu disposición para la puesta a punto de tu caldera. Si quieres conocer más información sobre nuestros servicios, puedes ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

Ningún comentario

Publica un comentario